Polímeros para perforación petrolera

Polímeros aniónicos, catiónicos y no-iónicos para perforación petrolera

Categorias

La perforación petrolera es un proceso complejo y crucial en la industria energética, que requiere el uso de polímeros para la perforación petrolera, una variedad de productos químicos para optimizar la eficiencia y minimizar los riesgos en el campo de acción. Entre estos productos, los polímeros desempeñan un papel fundamental y los mismos, se clasifican generalmente en tres categorías: polímeros aniónicos, catiónicos y no-iónicos para perforación petrolera. Cada tipo tiene propiedades y aplicaciones específicas que los hacen adecuados para diferentes condiciones y en este artículo, te los explicamos.

Polímeros aniónicos, catiónicos y no-iónicos para perforación petrolera

Comenzando por su explicación, los polímeros son materiales sintéticos utilizados ampliamente en diversas aplicaciones industriales debido a sus propiedades físicas, químicas y mecánicas versátiles. Son fabricados a gran escala y están diseñados para cumplir con los requisitos específicos de diferentes sectores, como la construcción, la automoción, el tratamiento de aguas residuales o servidas, el embalaje, la electrónica y la fabricación de productos de consumo.

Entre sus categorías encontramos los polímeros aniónicos, catiónicos y no-iónicos para perforación petrolera. A continuación, los explicamos: 

Polímeros aniónicos

Los polímeros aniónicos son aquellos que poseen cargas negativas a lo largo de su cadena molecular. Uno de los más utilizados en la perforación petrolera es el poliacrilato de sodio. Estos polímeros se disuelven en agua para formar soluciones viscosas que ayudan a estabilizar las paredes del pozo y a controlar la pérdida de fluidos. Entre sus principales aplicaciones, encontrarás que ayudan a estabilizar las formaciones geológicas circundantes, evitando el colapso de las paredes del pozo.

También son útiles para formar una barrera en las formaciones permeables, reduciendo la pérdida de fluidos de perforación en formaciones porosas. Mejoran la lubricidad, lo que reduce la fricción entre la sarta de perforación y las paredes del pozo. Por otro lado, los polímeros aniónicos pueden prevenir la hinchazón de las arcillas, evitando problemas operacionales dentro del campo de acción. Es uno de los polímeros más comunes.

Polímeros catiónicos

En cuanto a los polímeros catiónicos, se caracterizan por tener cargas positivas y se utilizan principalmente por su capacidad para interactuar con materiales cargados negativamente, como las arcillas y otros minerales. Un ejemplo común es el cloruro de polidimetildialilamonio (polyDADMAC). Un ejemplo común de uso es dentro de pozos donde las formaciones son altamente reactivas con agua, pueden ser usados para mitigar estos efectos, mejorando la estabilidad del pozo.

También ayudan a mantener el pH del fluido de perforación en niveles óptimos, lo que es vital para la estabilidad química del pozo. A su vez, facilitan la aglomeración de partículas finas, mejorando la claridad del fluido de perforación y la eficiencia del reciclaje de fluidos. Trabajan adhiriéndose a las partículas de arcilla, evitando su dispersión y expansión, lo cual es crucial para mantener la estabilidad del pozo.

Polímeros no-Iónicos

Finalmente, encontramos que los polímeros no-iónicos no tienen carga eléctrica y, por lo tanto, son menos reactivos con las partículas cargadas en las formaciones geológicas. La poliacrilamida es uno de los más utilizados en la industria. Un ejemplo práctico para su uso sería en pozos donde se requiere una manipulación cuidadosa de la viscosidad sin afectar la química del pozo, los polímeros no-iónicos proporcionan una solución efectiva.

Debido a su falta de carga, también pueden ser utilizados en una variedad de condiciones geológicas sin causar reacciones adversas. Los polímeros no-iónicos pueden ajustar la viscosidad del fluido de perforación, mejorando la suspensión de recortes y la eficiencia de la perforación. Son compatibles con una amplia gama de aditivos y otros productos químicos utilizados en fluidos de perforación.

Información de contacto

El uso de polímeros aniónicos, catiónicos y no-iónicos para perforación petrolera es esencial para mejorar la eficiencia del proceso y garantizar la seguridad y estabilidad del pozo. Cada tipo ofrece beneficios específicos y se selecciona en función de las condiciones geológicas y los objetivos operacionales.

Trabaja con los profesionales del sector dando Clic Aquí. Solicita una atención personal llamando al  998 – 129 – 098 o dejándonos un mensaje al correo ventas@quimand.com.pe. Nos encontramos en la Av. Los Castillos 311 – Ate Vitarte – Lima. ¡Te esperamos!

Compartir

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *